Cargando...

A juicio un político del PP por violar siete veces a un preso en la ONG donde trabajaba

Un juez de Madrid ha dictado auto de procesamiento por siete violaciones y dos delitos más de agresión sexual contra Rodrigo de Santos, quien estuviera llamado a las más altas responsabilidades en el Partido Popular de Baleares hasta que comenzaran sus problemas con la justicia. El magistrado Juan José Escalonilla considera que hay indicios suficientes de que De Santos utilizó su trabajo en una ONG con presos en semilibertad para abusar de al menos dos de ellos bajo la amenaza de devolverlos a la cárcel.

El auto dictado por el juez el pasado 6 de mayo acerca a Rodrigo de Santos al banquillo de los acusados por tercera vez. De Santos fue condenado en el pasado por abusar de un menor, amigo de sus hijos, y por gastar 50.000 euros de la tarjeta bancaria que poseía como concejal de Urbanismo de Palma en cocaína y prostitución masculina. Cuando salió de la cárcel, la ONG del fallecido padre Garralda, Horizontes Abiertos, le acogió como voluntario y terminó dándole un puesto de responsabilidad remunerado.

Con el poder que le otorgó la ONG, que tenía un patronato compuesto mayoritariamente por personas vinculadas al Partido Popular, Rodrigo de Santos volvió a ejercer de depredador sexual, según acredita la investigación. El expolítico balear había pasado poco tiempo en prisión porque una sentencia del Tribunal Supremo, redactada por el magistrado Adolfo Prego, rebajó de 13 a 5 años el fallo de la Audiencia de Palma. El Supremo consideró que el chico de 14 años no había mostrado resistencia explícita en el momento del abuso.

Una vez en la ONG Horizontes Abiertos, “prevaliéndose de su condición de coordinador del programa Javier, y bajo la amenaza de emitir informes desfavorables que determinarían que se le retirara el aval frente al centro penitenciario, con la consiguiente pérdida de los permisos, Javier Rodrigo de Santos López obligó a Benjamín (nombre ficticio), en siete ocasiones, a mantener relaciones sexuales con él, consistentes en todos los casos en la realización de felaciones a dicho interno, obligándole a continuación a que éste le realizara penetraciones anales, usando preservativo”, recoge el auto del juez Escalonilla, al que ha tenido acceso eldiario.es.

A un segundo recluso acogido por la ONG, cuyo nombre ficticio es Rachid, De Santos le realizó tocamientos, que el joven rechazó, “amenazándole con la posibilidad de realizar informes negativos que determinaran la retirada del aval, con la consiguiente imposibilidad de disfrutar de permisos penitenciarios y visitar a su hijo menor de edad”, añade la resolución del titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid. Por estos últimos hechos, el juez Escalonilla atribuye indiciariamente a De Santos dos delitos de agresión sexual.

El magistrado instructor ha impuesto a Rodrigo de Santos una fianza de 44.000 euros como indemnización por daños morales a sus víctimas. Además, le mantiene las dos comparecencias mensuales en el juzgado y la prohibición de salir del país. Próximamente le volverá a tomar declaración. El auto de procesamiento es recurrible.

De Camino Neocatecumenal y contrario las bodas gay

Cuando fue descubierta su doble vida, Rodrigo de Santos pertenecía a la organización católica ultra Camino Neocatecumenal, los kikos. Casado y con cinco hijos, De Santos trasladó a la política sus posiciones religiosas extremistas y desde el Ayuntamiento de Palma se negó a celebrar matrimonios homosexuales. Al destaparse la malversación de fondos públicos en prostíbulos, Rodrigo de Santos fue expulsado del partido.

Como desveló eldiario.es en julio del pasado año, Rodrigo de Santos volvió a ser detenido el 5 de diciembre de 2017 en Madrid, consecuencia de la denuncia formulada por Benjamín, un joven latinoamericano de 29 años, el 19 de octubre anterior. La historia de Benjamín es la de una de tantas “mulas” de la droga, detenido en el aeropuerto de Barajas y condenado a 6 años y 1 día por intentar introducir cocaína desde su país. Sin arraigo en España, Benjamín pasó tres años en la cárcel sin poder obtener un permiso y la ONG del padre Garralda se convirtió al cumplir la mitad de la condena en su oportunidad para poder empezar a salir.

Pero pronto, las noches en la casa de la ONG en el barrio madrileño de Entrevías comenzaron a convertirse en un infierno. “Dichas relaciones sexuales, obligadas, se llevaron a cabo en todos los casos en el despacho que Javier Rodrigo de Santos López tenía en la casa Javier I, durante la noche, y durante el tiempo que dicho interno pernoctó en dicho inmueble durante los permisos penitenciarios”, relata el magistrado.

Hasta que un día del mes de junio de 2017, Benjamín dijo basta. También lo explica el auto. Benjamín estaba esa mañana en la casa, que compartía con otros reclusos varones, mayores de edad, momento en que se personó Javier Rodrigo de Santos. El presunto violador “se dirigió a la habitación de dicho interno, obligándole a introducirse en el baño, comenzando a realizarle una felación, exigiéndole nuevamente que le penetrara analmente, negándose a ello Benjamín, siendo esta la última ocasión en la que dicho investigado obligó a dicho interno a mantener relaciones sexuales con él”.

Horizontes Abiertos, la obra del Padre Garralda

El padre Jaime Garralda, fundador de Horizontes Abiertos, falleció el pasado 30 de junio a los 97 años. Cuando ocurrieron los hechos llevaba una larga temporada apartado de la gestión de la ONG por sus problemas de salud. Con una vida dedicada a las personas más desfavorecidas, el jesuita había creado en 1978 la Fundación Horizontes Abiertos, concebida para ayudar a los presos a rehacer sus vidas al salir de prisión. Las administraciones de distinto signo han reconocido en la ONG un valioso colaborador en el complicado proceso de reinserción. Con el tiempo, Horizontes Abiertos amplió su trabajo con reclusos a enfermos de VIH, madres presas con hijos y enfermos mentales.

La Fundación que controla la ONG, privada, se financia a través de subvenciones de la Comunidad de Madrid, contratos de gestión pública, la casilla del IRPF y donativos. El padre Garralda tejió una red de colaboradores que financiaban su proyecto entre los miembros de la alta sociedad. El Patronato de la Fundación tenía en el momento de los hechos un claro signo político: estaba mayoritariamente compuesto por personas del Partido Popular, en el que militó Rodrigo de Santos hasta su expulsión, y concretamente a la corriente más conservadora de la formación en asuntos de moral.

La detención de Rodrigo de Santos provocó la dimisión de la entonces presidenta, la exconcejala en Torrejón y Madrid por el PP María Dolores Navarro Ruiz, responsable de que el agresor sexual pasara a tener un puesto de responsabilidad y poder de decisión sobre los reclusos. Rodrigo de Santos había llegado a Horizontes Abiertos recomendado por una religiosa y comenzó de voluntario, según explica la actual dirección de la Fundación. Después fue contratado para cubrir una vacante de forma temporal y más adelante ascendió a responsable del Programa Javier, las casas de acogida, por una decisión de Navarro, añaden estas fuentes. Tras su detención fue despedido. La Fundación logró que el caso no trascendiera hasta que eldiario.es lo desveló diez meses después de la denuncia de Benjamín.

María Dolores Navarro, sin embargo, responsabiliza al fallecido padre Garralda de la incorporación de De Santos y su ascenso en la ONG, al tiempo que asegura que dimitió por “motivos de índole personal”. El Partido Popular ha incluido a María Dolores Navarro en la lista que encabeza Isabel Díaz Ayuso para las elecciones a la Comunidad de Madrid del próximo 26 de mayo, pese a que está condenada por el Tribunal de Cuentas, junto a Ana Botella y otros dos concejales madrileños por malvender viviendas públicas a un fondo buitre. Navarro ocupa el puesto 29 y, por tanto, tiene posibilidades de convertirse en parlamentaria autonómica.

La ONG avaló que Rodrigo de Santos exigiera donativos a los presos

El auto del magistrado Escalonilla recoge una práctica de Rodrigo de Santos que describe su papel con los presos más allá de los presuntos abusos sexuales. Tras su ascenso a director de las casas de acogida, el exconcejal de Urbanismo de Palma “obligó a los internos a contribuir a los gastos de la Fundación, exigiéndoles el pago de entre 50 y 150 euros”.

Los asistidos en el Programa Javier eran presos en libertad condicional, que se alojaban en las casas de la ONG cuando salían de permiso e incluso algunos ya en situación de libertad definitiva. Reclusos o exreclusos en estas tres situaciones han ratificado ante el juez la práctica de extorsión de Rodrigo de Santos.

Además, el director de programas de la Fundación, Vicente Zafrilla Gutiérrez, confesó al magistrado en su declaración que esa contribución económico a personas sin apenas recursos “fue aprobada por la Directiva” a instancias de Rodrigo de Santos.

https://www.eldiario.es/politica/expolitico-PP-Rodrigo-Santos-ONG_0_898360355.html

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: