Loading.    

Agentes de la policía española comparan el 1-O con ETA: «Había miradas que te querían matar»

“Esto sólo lo había visto en el País Vasco, cuando el juez Marlaska nos enviaba a perseguir terroristas”. El quinto testigo del juicio ha sido un agente de la policía española que intervino en la escuela Estrella y en la escuela Trinijove de Barcelona. El agente dijo que recibió “patadas y golpes”. “Sufrí varias veces que me provocó que se me hincha la rodilla”, afirmó, y explicó que fue atendido en el barco de la policía. Tuvo que ponerse rodilleras y pomada, explicó a la Fiscalía.

Cuando fue al médico, le dijeron que tenía el menisco roto a raíz de los empujones y golpes que recibió en la escuela Estrella. El testigo también dijo que los Mossos no colaboraron: “Se escondieron en unos arbustos”.

El agente dijo que los votantes sabían que la policía debía cumplir la orden judicial, y que la gente se quedó allí “expresamente” para impedir la actuación policial. “Cantaban y gritaban frases llenas de odio. Nos dijeron de todo”, aseguró.

A instancias del fiscal, el agente relató que la gente tenía “una mirada que te quería matar”: “Yo eso sólo lo he visto en el País Vasco, cuando el juez Marlaska nos enviaba a perseguir terroristas”, relató. Ha afirmado también que los trabajadores del Puerto de Barcelona les dijeron que morirían de hambre porque no les dejarían entra la comida. A preguntas de las defensas, ha admitido que ningún mando les dijo nada sobre este conflicto.

El cuarto testigo ha sido un policía que actuó en los mismos dos centros. En la escuela Estel ha relatado que vieron mucha gente que les llamaban “no pasará” y “fascistas”, pero aseguró que no utilizaron las defensas. A la salida, dijo, no tuvieron problemas. “Nos sitiaron un poco, nos persiguieron y nos insultaban”, aseguró. En el segundo centro, su labor fue de “protección” del grupo que entraba, y aseguró que tampoco utilizaron las defensas. El agente relató que sufrió una sobrecarga en el centro y que recibió atención en el barco de la policía.

Loading...

“Hostilidad total” en el Ramon Llull

El séptimo testigo ha sido un agente de la policía nacional española que participó del operativo policial del 1-O en la escuela Ramon Llull. Ha relatado que “todo fue muy complicado”, había “unas 700 y 800 personas” con una actitud “totalmente hostil” que insultaban y amenazaban de muerte a los agentes. “Nos decían que teníamos que morir, que debería volver ETA para matarnos …”, relató.

El agente dijo que los ciudadanos se sentaron delante de los vehículos para evitar que la policía se fuera. “Nos quedamos enjaulados, cada vez venía más gente”, aseguró. Finalmente, dijo, la primera línea de la policía utilizó las defensas para poder salir. “Entonces ya comenzó una lluvia de objetos … Yo sufrí una lesión en el pie y fui atendido al mediodía en el barco donde nos encontrábamos”, ha afirmado, y ha insistido en que la gente no paraba de echarlos cosas.

El testigo admitió que lanzaron pelotas de goma. “Las salvas no funcionaban y teníamos el objetivo de marchar”, aseguró, y afirmó que no vio si las balas de goma impactaron contra alguien. “Fuimos utilizarlas como último recurso ante el lanzamiento de piedras, vallas, adoquines …”, ha insistido.

https://www.naciodigital.cat/noticia/177660/agent/policia/espanyola/compara/1-o/amb/conflicte/basc/havia/mirades/et/volien/matar

Loading...
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba