Batet seguirá al frente del Congreso y el PSOE ofrece un puesto en la Mesa a Ciudadanos para que no esté Vox

Meritxell Batet repetirá esta legislatura como presidenta del Congreso, según han confirmado a eldiario.es fuentes socialistas. La dirigente del PSC seguirá en el puesto que ocupó durante el anterior mandato, que duró apenas medio año desde la composición de las Cortes tras el 28 de abril hasta este martes, cuando se reanuda la liturgia tras la repetición electoral de noviembre.

PSOE y Unidas Podemos volverán a tener mayoría en la Mesa, el órgano que se encarga de pilotar la actividad parlamentaria. Los socialistas tendrán tres de los nueve puestos (una vicepresidencia y una secretaría aparte de la presidencia) y el grupo confederal que lidera Pablo Iglesias, dos.

La gran polémica en el arranque de esta legislatura es la llegada de Vox al órgano de gobierno del Congreso. PSOE y Unidas Podemos quieren evitar que la formación de extrema derecha, que obtuvo 52 diputados y se situó como tercera fuerza el 10 de noviembre, tenga presencia en la Mesa del Parlamento, pero para ello necesitan que el PP participe en el reparto y no le ceda parte de sus votos para facilitar que tenga representación.

Pablo Casado aseguró que no participaría en un “cordón sanitario” al partido que dirige Santiago Abascal. Así lo trasladó públicamente pero también en privado el secretario general, Teodoro García Egea, a la portavoz socialista, Adriana Lastra, en una reunión el pasado 26 de noviembre.

La oferta del PSOE pasaba por favorecer que el PP tuviera cuatro de los nueve representantes de la Mesa a cambio de que no preste sus votos a Vox, que necesita sumarlos a sus 52 para garantizarse la presencia.

La jugada de los socialistas también ha pasado por ofrecer un puesto a Ciudadanos, que con tan solo diez diputados no tendría posibilidad de tener representación en ese órgano parlamentario por el que sus miembros perciben una asignación monetaria más elevada. La propuesta supone que el PP se quedara con tres miembros y el grupo de Inés Arrimadas con uno, dejando fuera a la formación de extrema derecha. Sin embargo, fuentes socialistas explican que Ciudadanos lo ha rechazado.

A tres días de que los diputados tomen posesión formalmente y de que se elija la composición de la Mesa, la sospecha del PSOE es que Casado facilitará que Vox tenga un representante para evitar represalias en los gobiernos autonómicos en los que la formación de Santiago Abascal apoya al PP y que Ciudadanos tenga otro miembro.

https://www.eldiario.es/politica/Batet-Congreso-PSOE-Mesa-Ciudadanos_0_968704036.html

 

https://www.eldiario.es/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: