El extremista Albert Rivera exige que se retiren los fondos públicos a la CUP y que se ilegalicen a los partidos que promuevan la “kale borroka”

ciudadanos

El presidente ultranacionalista de Cs, Albert Rivera, ha planteado que se retire a las CUP los fondos públicos que recibe del Estado por cometer “atentados y ataques” contra otras fuerzas, refiriéndose a la supuesta agresión que ha sufrido su sede en Barcelona, reivindicada por Arran, las juventudes del partido independentista.

Rivera, en una visita a la Fundación ONCE, ha dicho que “no tiene ningún sentido” que un grupo parlamentario se dedique a atentar contra las sedes de otras formaciones, insistiendo en que no se puede dar dinero a los que “utilizan la violencia”.

La sede del partido naranja ha amanecido este martes con cristales de su fachada rotos y pintadas con la firma de Arran y el mensaje “Por nuestros cuerpos no pasaréis”. En su cuenta de Twitter, Rivera ha denunciado el ataque.

Según Rivera, ha llegado ya el momento de trasladar a partidos e instituciones del Estado que “no podrá recibir dinero público quien se dedica a romper la convivencia y la democracia”, planteando por eso la necesidad de abrir un debate que aborde esta cuestión.

Sobre el ultimátum que la Junta Electoral Central (JEC) ha dado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que retire las esteladas y lazos amarillos de los edificios públicos, que expira a las ocho de esta tarde, ha pedido al Gobierno que no mire a otro lado y actúe la Fiscalía si no se quitan.

“Le pido a Sánchez que en vez de legitimar los ataques de Torra al Estado y criminalizar a los que defendemos el Estado de derecho haga cumplir la ley”, ha subrayado.

Loading...

Casado pide la ilegalización de Arran

Pero la sede de Ciudadanos no ha sido la única que ha sufrido un ataque durante la pasada noche. También la del PPC en Barcelona ha amanecido con pintadas en el mismo sentido que las del partido naranja, tal y como ha denunciado la hasta ahora portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Dolors Montserrat, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido este martes que Arran sea ilegalizada igual que se hizo con aquellas que promovían la “kale borroka” en el País Vasco, tras las pintadas aparecidas en la sede del PPC en Barcelona.

“Estos ataques son inadmisibles, son pura ‘kale borroka’, hay que aplicar la ley que está en vigor desde 2002 y que dice que aquellas organizaciones que alienten la violencia deben ser ilegalilzadas”, ha asegurado Casado en Valencia, donde visita algunas fallas junto a dirigentes locales y regionales de su partido.

“Cuando se aprobó aquella ley se dijo que ardería Troya, pero lo único que dejaron de arder fueron marquesinas y cajeros. Lo que está pasando en Cataluña es muy serio: atacan el garaje de nuestro presidente regional, le pinchan las ruedas y pintan esvásticas en su coche, atacan el domicilio de Dolors Montserrat y hace un escrache a Andrea Levy. Esto es ‘kale borroka‘”, ha insistido.

Sobre el plazo dado a Torra para retirar los lazos amarillos, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “que ponga todos los mecanismos a su alcance para que se respete la neutralidad del espacio público”.

Respecto a determinados partidos catalanes, Casado ha asegurado que propondrá una ley para que “ningún partido cuyos líderes estén procesados por sedición o rebelión pueda recibir un euro de subvenciones públicas, porque mucho me temo que la manifestación con la que vinieron el sábado a Madrid estaba pagada con el dinero de todos los españoles”.

Ayúdanos a no cerrar!

Colabora con la información independiente, ayúdanos a seguir escribiendo. Unos medios de comunicación libres e independientes ayudan a la creación de una sociedad más justa y democrática.

Sé el primero en comentar !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.