Florentino Pérez se hace de oro con los inmigrantes de Ceuta y Melilla

La gestión de la inmigración que desborda desde hace años los centros de inmigrantes de Ceuta y Melilla sale muy rentable a Florentino Pérez, accionista principal y presidente y consejero delegado de ACS. La empresa Clece, propiedad del conglomerado del también presidente del Real Madrid, ha facturado 13,5 millones para gestionar servicios externalizados de todo tipo a los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de las dos ciudades autónomas, una cantidad sólo equiparable a los 13 millones recibidos por Eulen, otra empresa especializada en captar adjudicaciones públicas de todo tipo.

Según los datos publicados en la web de contratación pública del Estado y al Boletín Oficial del Estado (BOE), el negocio más rentable para estas empresas es el de la seguridad de los centros, seguido de cerca por los de limpieza, alimentación y , incluso, servicios sanitarios, mientras que el mantenimiento y transporte no reporta tantos recursos. El listado de servicios pretendidamente públicos que se han externalizado en manos de una empresa del Ibex como ACS parece infinito, incluso con aspectos como la vigilancia.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los CETI son sensiblemente diferentes a los CIE de la península, ya que no se trata de espacios de internamiento similares a cárceles sino centros de estancia voluntaria donde alojarse, comer, hacer trámites para pedir permisos de residencia o trabajo, o, incluso, hacer cursos. Los inmigrantes pueden entrar y salir de allí cuando quieren, si bien están desbordados -en ocasiones, duplicando su capacidad; y han recibido críticas de organismos como Acnur y el Consejo de Europea o varias ONGs por el trato a los residentes o algunas devoluciones en caliente.

Los CETI de Ceuta y Melilla no son como los CIE, sino centros de entrada y salida libre que ofrecen alojamiento, comida o puntos para hacer los trámites a los inmigrantes, aunque están desbordados

Sea como sea, Clece se adjudicó un contrato de casi tres millones para la seguridad del CETI de Melilla durante el período entre agosto de 2015 y agosto de 2017. Entonces, ganarlo junto a la empresa Protelec, pero, al final de este, obtuvo en solitario la gestión de la seguridad del mismo centro hasta agosto de 2019 por una cantidad similar, casi 2,9 millones. En todos los casos, estas cifras son el mínimo recibido, ya que los contratos preveían posibilidades de modificarlas al alza en determinados casos, información que no se hace pública si se materializa.

En todo caso, Eulen ha percibido más ingresos en esta materia desde 2013, casi 8,5 millones, ya que entró antes en el negocio. Se encarga desde ese año de la seguridad y vigilancia del CETI de Ceuta, percibiendo cantidades superiores a 1,35 millones anuales para ello. De hecho, ya en 2005 se hizo cargo, durante un año, de vigilar el centro de Ceuta, aunque entonces la externalización no salía tan rentable y se pagaba a poco más de medio millón de euros anuales.

Nuevos contratos, ahora de hasta cuatro años

Según los pliegos de licitación, las empresas adjudicatarias deberán encargarse de los controles interiores de personas y mercancías, vigilar todos los espacios con rondas a pie, hacer controles de alcoholemia si fuera preciso, inspeccionar diariamente todas las instalaciones, así como hacer una “participación activa y disuasoria y, en su caso, reductora y de contención en cualquier incidencia, altercado o conflicto de carácter individual o colectivo”. La exigencia mínima es de una aportación de 40 o 41 vigilantes fijos por centro, así como estar en condiciones de “proporcionar, de forma inmediata, los refuerzos de personal que sean adecuados” en casos excepcionales.

En los dos centros están en proceso de adjudicación los nuevos contratos de seguridad y vigilancia, los cuales son ahora un caramelo más jugoso. A diferencia de los anteriores, que eran de un año con otro de posible prórroga, ahora ya son directamente de dos años, con dos más de prórroga. Esto significa que aquellas empresas que se adjudiquen la seguridad de Melilla o de Ceuta -probablemente, Clece y Eulen, respectivamente- pueden garantizarse entre 7 y 8,5 millones, en total, para cada uno, en función de las modificaciones permitidas.

CANTIDADES PERCIBIDAS ANUALMENTE, SEGÚN LOS CONTRATOS ADJUDICADOS PARA SERVICIOS A CETI de Ceuta y Melilla

En cuanto a la limpieza de los CETI, Clece es quien hasta ahora ha facturado más, ya que la empresa de Florentino Pérez se ha encargado del servicio en el centro de Melilla desde septiembre de 2015, recibiendo por ello un mínimo de 3, 4 millones de euros, aunque, desde abril de este 2019, Eulen se ha hecho con este contrato, por un valor de 1,7 millones durante dos años. En cuanto a Ceuta, OHL Servicios-Ingesan es quien hace la limpieza, aunque recibe por ello menos de la mitad que en el otro centro.

Loading...

Según los últimos pliegos del contrato de limpieza del CETI de Ceuta, en manos de Eulen, el espacio cubierto ocupa algo más de 6.000 metros cuadrados, pero también hay que ocuparse de unos 5.000 de pistas deportivas, jardines o calles, así como unos 2.700 metros cuadrados más de zonas exteriores para alojar inmigrantes, los cuales ahora se encuentran también en tiendas de campaña o carpas. Para ello, se exige una plantilla de 33 profesionales.

Clece ha servido comidas tanto en Ceuta como en Melilla

La alimentación también es un servicio que permite facturar grandes cantidades a Clece -no es el caso de Eulen-. Esta empresa ha servido las comidas en el CETI de Melilla en 2013 y 2017, así como en Ceuta entre medios de 2014 y 2015, cobrando por ello unos 3,7 millones, si bien aquí tenía fuerza competencia, como las empresas Serunión, Global Food Management o Dulcinea Nutrición.

Según el último contrato de alimentación adjudicado a Clece, este debía asumir, además de la elaboración de los platos, también la compra de los alimentos y ofrecer los cubiertos y platos, los cuales podían ser de plástico de un solo uso, así como limpiar la cocina. Las comidas a ofrecer eran un desayuno, una comida y una cena diario, así como una pieza para media mañana por los menores de edad, los cuales, como las embarazadas, tenían derecho a una merienda. Durante diez días señalados del año había menús especiales. La plantilla mínima requerida era de 21 personas en cocina.

Florentino Pérez, en una imagen de archivo. Foto: Europa Press

A diferencia de las dos anteriores materias, la sanidad de los inmigrantes ha sido una fuente de ingresos más provechosa sobre todo para Eulen, que se encarga de los servicios socio-sanitarios del CETI de Ceuta desde agosto de 2016, cobrando los dos primeros años 446.000 euros anuales, y casi 600.000 desde mediados de 2018. Clece sólo gestionó la atención primaria en Melilla entre el verano de 2016 y el de 2018, por 83.767,2 euros anuales, pero desde entonces ha pasado a encargarse Eulen, por unos 5.000 euros más al año.

El mantenimiento general no es tan lucrativo

Los contratos para mantenimiento integral de sistemas, equipos e instalaciones de los CETI no son tan lucrativos como otros. Eulen se hizo cargo en el centro de Ceuta entre medios de 2014 y 2016, así como en Melilla, entre medios de 2015 y 2017, cobrando por ello unos 556.373 euros. Clece, a su vez, ha conseguido el contrato de mantenimiento del centro de Ceuta, desde mediados de 2018, por unos 164.335,6 euros durante dos años. Por ello, debe dedicar unos seis operarios garantizar el funcionamiento de las instalaciones eléctricas, de fontanería, jardinería, de calderas o de los sistemas de calefacción, entre otros.

Finalmente, Eulen ha encargado de contratos y servicios menores, como el control de accesos a los dos centros durante el 2017 (88.215 euros) y el suministro de módulos prefabricados en Melilla, el 2015 (50.049 euros). El listado de externalizaciones de los dos CETI, de hecho, es muy largo, aunque con contratos no tanto suculentos como los de seguridad o vigilancia, por ejemplo, e incluye desde soporte informático hasta pruebas analíticas o servicio de lavandería. En todo caso, nadie moja tanto como Florentino Pérez.

METODOLOGÍA DEL ANÁLISIS
Los datos sobre las adjudicaciones a los CETI de Ceuta y Melilla se han obtenido analizando la información disponible en el apartado de contratación del sector público de la web  Boletín Oficial del Estado (BOE), usando el buscador de esta web , así como la de la Plataforma de Contratación del Sector Público , del ministerio de Hacienda.

Como no se publican las modificaciones del contrato -con márgenes previstos en los pliegos de licitación-, se ha hecho un cálculo conservador, estimando que tan sólo se han percibido los recursos adjudicados inicialmente para cada contrato. Como tampoco se notifican en lugar las prórrogas de los contratos, cuando se acuerdan entre el Estado y la empresa, se ha comprobado en qué casos se han licitado nuevos contratos, para cada servicio de cada centro y, en caso de que no se hiciera en el período previsto, se ha considerado que la prórroga prevista en la licitación se había aplicado -también, de forma conservadora, con el mismo precio del contrato inicial.

Roger Tugas 

https://www.naciodigital.cat/noticia/185011/lucratiu/negoci/florentino/perez/amb/centres/immigrants/ceuta/melilla

Ayúdanos a no cerrar!

Colabora con la información independiente, ayúdanos a seguir escribiendo. Unos medios de comunicación libres e independientes ayudan a la creación de una sociedad más justa y democrática.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 13.082 suscriptores

Sé el primero en comentar !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.