La Junta de Andalucía presenta su plan anti-Brexit en un Campo de Gibraltar entre el escepticismo y la confianza

Cursos de formación, ayudas al tejido empresarial, pero también tranvías metropolitanos, obras en carreteras, arreglo de iglesias, mejoras en unidades hospitalarias, reutilización de equipamientos ya existentes. La propuesta de 112 medidas para paliar las consecuencias del Brexit en Andalucía es un batiburrillo de exigencias generales que la sociedad civil y las instituciones del Campo de Gibraltar vienen formulando desde hace años. Al Brexit, eso sí, se le hará un seguimiento respecto a su incidencia en los distintos sectores. Y se brindará información a los posibles afectados.

La Junta de Andalucía, a través de Elías Bendodo, consejero de Presidencia y de Rogelio Velasco, de Economía, presentará este viernes en esta comarca una ambiciosa carta a los Reyes Magos que en líneas generales no acompaña, hasta el momento, de una consignación y compromiso presupuestario, en tanto que buena parte de las medidas las remite al Gobierno de la Nación: “Todas las instituciones debemos cerrar filas para afrontar el reto que el Brexit supone para esta zona –afirma el socialista Juan Lozano, presidente de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar-. Creo que debemos cargar las tintas en la creación de empleo, dado el altísimo paro de la comarca, estimular inversiones, aprovechar y abaratar los terrenos de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), para aprovechar las posibilidades de transporte que ofrece el puerto de la Bahía de Algeciras. Llevamos mucho tiempo reclamando todo esto y, por ahora, no ha habido suerte”.

En el caso del paso fronterizo, afirma Lozano, sería oportuno estimular la llegada de funcionarios para dotar de recursos humanos a este filtro que va a incrementar sus controles cuando entren en vigor aranceles y documentos que hasta ahora no eran necesarios.

Parto de los montes o apocalipsis

A lo largo de los últimos años, ni los gobiernos del PSOE ni los del PP han sido demasiado receptivos a escala estatal a la hora de ofrecer ayuda a un entorno con una enorme dependencia laboral de Gibraltar, donde no menos de 14.000 españoles tienen empleo, y unas formidables cifras de paro que contrastan con los resultados macroeconómicos del principal polo industrial de Andalucía.

La prudencia política de Juan Lozano se extiende a los distintos alcaldes de la zona, sean del partido que sean, que esperan dilucidar algunas dudas durante la reunión de este viernes. Juan Franco, el alcalde de La Línea, hará doblete, dado que también tiene previsto reunirse con Fabián Picardo, ministro principal de Gibraltar, en compañía del presidente de la APYMELL, Lorenzo Pérez Periáñez, la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de La Línea de la Concepción: “Es una visita que entronca con las buenas relaciones que mantenemos y que viene a coincidir con la presentación del plan de la Junta –afirma Franco-. Vamos a tratar sobre la situación que tenemos al día de hoy respecto al Brexit, porque aquí las cosas cambian de un día para otro. Esto parece una serie de suspense. Conforme van pasando los días, sí que veo dos posturas extremas: una que se acabe convirtiendo en el parto de los montes y todo siga igual o una catástrofe apocalíptica que acabe con la economía de Gibraltar y nos acabe arrastrando”.

“Estoy gratamente sorprendido con las medidas –se felicita el alcalde linense-. El Ayuntamiento elaboró un plan estratégico para un impulso y desarrollo de La Línea. Se consensuó con todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales de La Línea. Se publicó en la web, los ciudadanos se sumaron. De las 112 medidas, 16 medidas para el Campo de Gibraltar, 25 para el resto de los municipios y 17 para La Línea en particular; entre otras, una mesa de trabajo para el PGOU, que es esencial. Por lo tanto, mi reivindicación de que se diera un tratamiento especial al Campo de Gibraltar y un tratamiento singular a La Línea por ser la más expuesta, está ahí y estoy contento. Lo único, cautela. Hay que poner negro sobre blanco en la ley de presupuestos. Confío en que se lleve a cabo. No va a aprobar un documento así y no incluirlo dentro de tres meses en el presupuesto. El Gobierno central tendría que tomar nota y aprobar un documento específico anti-brexit para el Campo de Gibraltar en general y La Línea en particular”.

Manifestación en octubre

A Franco no se le escapa que, en el mismo día y a un lado y a otro de la frontera, va a tener la oportunidad de asistir a dos reuniones donde se abordará la realidad de un Brexit que afecta a todos. El escepticismo de algunos munícipes contrasta con la confianza del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, del Partido Popular, que entiende que las 112 propuestas de la Junta suponen un reto y un compromiso, al que se suma un proyecto iniciado por la Universidad de Cádiz o acuerdos entre la ciudad y el puerto para otra instalación de logística portuaria.

“Más de la mitad de las medidas vienen referidas al Campo de Gibraltar –afirma Landaluce-. Hay parte que tenían que tomarse porque sí y otras más específicas tema Brexit. Tanto el Gobierno de la Nación como la Junta se tenían que haber aplicado en este territorio. Las que más valoro, formación e inserción laboral. El tema del empleo es fundamental. Y las medidas de formación. Es importante que se consigne un fondo de colchón que nos haga capaces de maniobrar en temas que no hayamos previsto. Lo demás son medidas que tienen que venir de las infraestructuras que tiene que hacer el Gobierno de la Nación. Tenía que haberse hecho hace muchos gobiernos. Habrá que tomar una decisión de capacidad de ser atractivos fiscalmente, sin competencia desleal respecto a otros territorios. Me refiero a ayudas para hacer factible la instalación de empresas. Yo confío todavía en que el Brexit al final no se produzca. Sería lo mejor para todos. O que se produzca una prórroga que nos permita atemperar el Bréxit. Si nos faltan funcionarios para el Punto de Inspección Fronteriza, ¿de dónde vamos a sacarlos para inspeccionar lo que antes no había que inspeccionar?”.

El sindicalista linense Juan José Uceda lleva años al frente de la Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar, una entidad que ante la incertidumbre reinante ha convocado una manifestación el próximo 19 de octubre para reclamar luz en las tinieblas de la tocata y fuga británica y cómo afectará a la zona: “Cuando pensábamos en un Brexit blando, teníamos la esperanza de que las cosas iban a seguir su curso y que nos iban a afectar poco. Ahora, no pensamos igual. Y ya no sólo respecto al Reino Unido. Tampoco sabemos quién va a estar gobernando aquí, en España. Los de Vox llevan ya varios paripés a favor de cerrar la frontera. Cuando salió el Brexit, García Margallo ya pensaba que en cuatro años estaría la bandera española ondeando en Gibraltar. No piensa de forma muy distinta Ciudadanos al respecto y hasta en Izquierda Unida hay líderes como Diego Cañamero o Cayo Lara que han venido a hacer propaganda contra Gibraltar, aunque cambiaron de criterio después de que les explicáramos que las cosas han cambiado mucho respecto al centro financiero. Pero lo cierto es que si se hiciera un referéndum en España, en el resto del Estado, estoy seguro que más del 90 por ciento apoyaría el cierre de la frontera. O lo mismo, ahora, cualquier chalado se le ocurre cerrarla por la noche”.

Loading...

“Los gibraltareños nos necesitan a nosotros y nosotros a ellos. Aquí existe un fuerte acuerdo al respecto que por lógica tendría que encontrar soluciones adecuadas. El problema es que no hay demasiada lógica en el Brexit y que nos están gobernando locos como Boris Johnson o uno de sus asesores, David Cummings, que fue uno de los que promovió el referéndum que va a permitir al Reino Unido separarse de la Unión Europea“.

A escala estatal, el Gobierno español auspició la firma de una serie de memorandos, que se hicieron definitivos a partir del 2 de marzo y que fijaban la hoja de ruta para que el Brexit no afectara de manera dramática al tránsito de trabajadores en la frontera o el comercio y sus aranceles: “Siempre que hubiera reciprocidad –acota Uceda-. Pero ya sabemos que no va a haberla por parte de Boris Johnson”.

Ante la falta de concreción de la modalidad de Brexit que afrontará el Reino Unido, la Junta de Andalucía, después de varios años de evacuar consultas con los representantes del Campo de Gibraltar, ha optado por elaborar un índice de actuaciones que no sólo guardan relación directa con ese acontecimiento histórico, sino con algunas reivindicaciones históricas de la zona española contigua al Peñón. Otra cosa distinta, será la financiación de dichas propuestas, que no todas dependen exclusivamente del Gobierno autonómico.

Trabajadores, comercio y transporte, afectados

Entre las 112 medidas que la Junta de Andalucía anunció el pasado viernes, muchas de ellas afectan directamente al Campo de Gibraltar, aunque también hay otras que inciden en distintas zonas de la comunidad autónoma. Junto al Peñón, representantes institucionales, políticos, sindicales y empresariales, aprecian que durante los últimos años, tanto el ejecutivo de Susana Díaz como el que ahora preside Juan Manuel Moreno Bonilla, hayan evacuado consultas en esta zona para intentar atenuar el impacto de este sonado divorcio entre el continente y las islas: “Llevamos mucho tiempo trabajando con la Junta de Andalucía, tanto con el anterior consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, del PSOE, como ahora con Antonio Sanz, del PP –rememora Carlos Fenoy, presidente de la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar-. Siempre hemos estado dispuestos a colaborar y ahora también. La Cámara es una entidad de derecho público y, como tal, puede asumir incluso encomiendas de gestión”.

También para Fenoy, uno de los principales problemas radicará en la nueva frontera: “Si no somos capaces de dotar al puerto de Algeciras de un punto de Información Fronteriza eficaz, siendo uno de los principales puertos europeos, dotar a La Línea de este recurso me parece una entelequia”.

La Cámara ha venido realizando cursos en materia de aranceles y sus miembros saben que, tras el Brexit, se acabó la tarjeta verde: “Si Gran Bretaña sale, los transportistas necesitarán permisos bilaterales”.

Juan José Uceda, cada lunes, recuenta alrededor de 140 camiones cruzando la Verja con material muy diverso, más allá del tráfico petrolífero que Cepsa capitaliza a ambos lados del paso fronterizo: “Se habla mucho de los puestos de trabajo, pero el comercio también se va a resentir –avisa el presidente de la Asociación de Trabajadores Españoles en Gibraltar–. ¿De qué nos vale, como hasta ahora, tener una bandera europea en Gibraltar y otra en España, si al final sufrimos trabas, boicots, colas interminables? En ese sentido, de nada nos ha servicio el ser de Europa. En la frontera, hemos sido simple rehenes del contencioso. Ahora, puede que todo eso se agrave”.

“Los de aquí no les importamos un pimiento”

“No tenemos la información precisa sobre el Brexit –afirma Carlos Fenoy-. Hay que estar presuponiendo todo. No hay fluidez en los datos. A ver qué pasa con los británicos. A los ingleses, el principal problema que les preocupa es la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. Los de aquí les importamos un pimiento”.

Consciente de ello, el líder gibraltareño Fabián Picardo, y algunos miembros de su equipo, viajará en las próximas horas a Gran Bretaña para participar en las conferencias políticas que han programado allí el Partido Laborista, el Liberal, los Unionistas irlandeses o el Partido Independentista de Escocia. No sólo se trata de saber sino incorporar el caso de Gibraltar en la agenda del Brexit que los yanitos rechazaron en el célebre referéndum.

Sin régimen fiscal específico

Entre las medidas anunciadas ahora por la Junta, figuran las Iniciativas de cooperación local (mediante la Inversión Territorial Integrada, ITI) que refuercen la contratación y mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas por franjas de edad. Aunque sea a corto plazo, creen que puede tener un efecto paliativo el plan de formación específico para las personas trabajadoras y desempleadas de los municipios del Campo de Gibraltar, nadie parece confiar en los anunciados planes integrales de recolocación empresariales o territoriales.

Entre otros aspectos, el vademécum anti-Brexit que el Palacio de San Telmo anunció este miércoles, figuran cuestiones tan específicas como la “potenciación de la Formación Profesional para el Empleo en materia de hostelería en La Línea de la Concepción, por la demanda del sector servicios de camareros, cocineros y pinches de cocina”. Aunque los campogibraltareños aguardaban un plan de empleo mucho más ambicioso, ya existe una iniciativa para ubicar este servicio, ya que “se aprovechará la Escuela de Hostelería del SAE en Cádiz y la Residencia de Tiempo Libre linense, así como los Centros de Formación Profesional reglada en la zona del Campo de Gibraltar”.

Entre tanto escepticismo, no suena mal que se habilite un fondo de apoyo por valor de cuatro millones de euros para los municipios del Campo de Gibraltar a fin hacer frente a “situaciones económica-financieras derivadas del Brexit no previstas”. En esa misma línea, hay aplauso unánime al hecho de que se abra una línea específica de avales para pymes del Campo de Gibraltar afectadas, instrumentada a través de la Sociedad de Garantía Recíproca. ¿Pan para hoy y hambre para mañana? Lo mismo podría decirse de la línea de financiación para las empresas afectadas del Campo de Gibraltar, con cargo al Fondo Público Andaluz para la Financiación Empresarial y el Desarrollo Económico previa aprobación de la Orden reguladora de las garantías y de las operaciones financieras de activo de la Administración de la Junta de Andalucía. Pero algo es algo, dicen los pequeños y medianos empresarios.

Claro que en el paquete anti-brexit han entrado también reivindicaciones de la zona que tienen que ver con otros frentes abiertos en este territorio, como es la lucha contra el narcotráfico, el refuerzo judicial o el sanitario.

Esperando presupuesto

En gran medida y en espera de que la visita institucional de este viernes a la comarca arroje nueva luz sobre su consignación presupuestaria, el documento que dio a conocer la Junta está lleno de buenas intenciones. Así, una vieja reivindicación local, como es la puesta en marcha de un Centro de Innovación Logística dotado de la tecnología y herramientas necesarias para que las empresas puedan desarrollar sus proyectos de I+D+i. Habrá que averiguar si se trata de potenciar la ZAL, “generando sinergias que permitan estrategias logísticas conjuntas, así como Industria 4.0”. Tampoco faltan algunos clásicos, como es la “elaboración del Plan de Estrategia de Innovación Económica del Campo de Gibraltar que se materializará en un plan de inversiones para reforzar el capital territorial de la comarca”.

“Lo que no parece viable, definitivamente, es un régimen fiscal específico para esta zona, que aportaría soluciones, dinero y empleo”, lamenta Fenoy. Y el resto de sus paisanos.

 

https://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/brexit-campo_de_gibraltar-plan_antiBrexit-Andalucia_0_941406841.html

eldiario.es

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: