La mayoría de los italianos aprueba el rechazo de los inmigrantes del Aquarius

migración

Según un sondeo que ha publicado este lunes La Repubblica, el 57 % de los italianos (casi 7 puntos más que la suma de los votos obtenidos el 8 de marzo por los dos partidos de la coalición de gobierno, M5S y Liga) apoyan la gestión del ejecutivo y de su presidente. El episodio del buque Aquarius no ha erosionado por tanto la base electoral del gabinete sino que, por el contrario, la ha aumentado en algunos puntos, porque una buena parte del electorado de Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, está también de acuerdo con sus decisiones.

Es más, el apoyo al gobierno crece un punto, hasta el 58 %, cuando se pregunta específicamente por la gestión del barco de los refugiados. Y esto dice La Repubblica:

“La adhesión a esta iniciativa es casi unánime (87 %) entre los votantes de la Liga, y también supera el 70 % entre la base del M5S, que evidentemente se está adecuando a la “cultura” de la Liga. El gobierno ha escogido la emigración porque es un tema que está en el origen de los miedos que alimentan los resentimientos políticos de nuestros días. Y en particular el rechazo a los desembarcos procedentes de Libia que se producen desde hace años y que generan una intolerancia muy difundida. En medida muy superior a las proporciones del fenómeno”

“En efecto, 3 de 4 electores de la Liga no tienen dudas sobre lo que hay que hacer frente al desembarco de prófugos e inmigrantes: éstos han de ser rechazados. Lo mismo piensan casi 2 de 3 votantes del M5S. Y casi 6 de cada 10 votantes de Forza Italia, mientras que en las bases del Partido Democrático son solo el 17 %”.

“La actitud del gobierno hacia la UE y aún más hacia el euro es más cauta. Con mayor razón el peso de quienes querrían salir del euro nunca ha sido tan limitado: el 26 %. Y es minoritario también entre los votantes de la Liga y del M5S (35 %)”.

El futuro de Angela Merkel sigue pendiente de un hilo

La crisis política alemana sigue abierta aunque en la mañana del lunes la canciller alemana haya llegado a un acuerdo provisional con su ministro del Interior Horst Seehofer para impedir que este ordene, por su cuenta, que la ley le permite hacerlo, el cierre de las fronteras a todos los emigrantes que hayan demandado asilo en otro país y la expulsión de los que han entrado en esas condiciones. Según los diarios alemanes, hay demasiada tensión entre la CDU de Merkel, que también empieza a estar dividida internamente, y la CSU bávara que encabeza Seehofer como para pensar que el acuerdo no vaya a hacer aguas antes de que empiece la cumbre de la UE de final de este mes, que es lo que ha querido desde un primer momento la jefa el gobierno alemán. Así lo ve el  Suddeutsche Zeitung, un diario de centro-izquierda que se edita justamente en Munich, la capital de Baviera:

Loading...

“La CSU actúa sin escrúpulos. Pero algo tiene de bueno la escalada de la disputa entre la CDU y la CSU: elimina cualquier confusión sobre lo que realmente se juega en estos días y semanas. Finalmente queda clara la idea de que equivocado pensar que el conflicto tiene que ver principalmente con lo que debería ocurrir con los solicitantes de asilo que ya están registrados en otro país y revela que es una lucha por el poder, que es peligrosa no solo para la coalición, sino también para la paz social y para Europa. Entre la CDU y la CSU, socios de coalición en tiempos difíciles, ahora hay odio y una desconfianza mucho más profunda que antes”.

“Pero la economía va bien”

La prensa alemana está volcada en ese asunto. También bastantes periódicos europeos: el Financial Times le dedica su apertura de este lunes. Pero en la primera del Frankfurter Allgemeine Zeitung también hay espacio para una reflexión de muy distinto signo. Esto escribe Gerald Braunberger:

“Es posible, pero no obligatorio, que el conflicto aduanero que implica a casi todos los países principales genere una verdadera guerra comercial. Es posible, si no obligatorio, que el futuro cercano de la coalición que gobierna en Berlín se desvíe de la política de asilo, con consecuencias que son difíciles de predecir, no solo para Alemania, sino también para Europa. Pero, por otro lado, en estos días lo que marca la situación de los mercados financieros es la paz. Hace dos semanas, con la formación del nuevo gobierno en Roma, esa paz parecía temporal, pero después de algunas señales tranquilizadoras por parte de la capital italiana, la tensión en el mercado de bonos terminó rápidamente”.

“Hay motivos para la calma en los mercados financieros. El crecimiento de la economía mundial parece lo suficientemente robusto como para resistir una disputa arancelaria a menos que se salga de control. Si bien las tasas de inflación están aumentado actualmente a ambos lados del Atlántico, es poco probable una fuerte aceleración de la misma. Italia enfrenta dificultades económicas, pero no el riesgo de bancarrota y en los mercados financieros no se ve que ese país vaya a ser la fuente de una gran crisis a no ser que su gobierno decida salirse de la unión monetaria. No hay signos de recesión en los datos actuales. Los pesimistas tienen que esperar”.

Carlos Elordi

eldiario.es

¿Quieres enviarnos tus articulos o notas de prensa en castellano?

Gostarías de enviarnos os teus artigos ou notas de prensa en galego?

MÁNDANOS UN CORREO A: diario6@diario6.com

Necesitamos tu ayuda

La falta de libertad de prensa es un grave problema de nuestra sociedad. Ayuda a la prensa independiente, aquella sin ataduras a las multinacionales y a las subvenciones del partido gobernante. Haz posible la independencia del periodismo. Por una información veraz, una democracia más justa.

Seguir en Facebook !

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.