Plásticos, metal y basura como alimento para mascotas

DIEGO BARBOSA

Plásticos y otros tipos de basura se procesan con carne siendo el ingrediente clave de los alimentos para mascotas, reveló un antiguo trabajador de la industria en Australia.

Dennis Told explicó, que en su antiguo trabajo como ayudante de gerente de planta  en un matadero, era muy difícil quitar las etiquetas para las orejas y otros objetos de los cadáveres y despojos que provenían de mataderos y carnicerías.

En las plantas de procesamiento, se utiliza un proceso de cocción y secado para convertir los cadáveres y los despojos en lo que se conoce como harina de proteínas, un producto seco que se usa para hacer caldos y alimentos para mascotas.

“Se muele y se tritura y luego pasa por el proceso de cocción, de modo que las etiquetas de las orejas, con el calor, se funden con eficacia”, dijo el Sr. Perdetti.

El exantiguo trabajo de Pedretti estuvo en la Australian Tallow Producers en Melbourne. Trabajó allí desde finales de 2010 hasta 2012. Otro trabajador que dejó la planta el año pasado ha corroborado la explicación de Pedretti. El Sr. Pedretti no sabe cuales eran las compañías de alimentos para mascotas clientes  de la empresa para la ue trabajaba.”La cantidad que salía era en contenedores, contenedores de 20 toneladas, y muchos contenedores salían todos los días”, dijo.”eran muchos productos y muchos contenedores, muchos clientes”.

El Sr. Pedretti dijo que un día llegaron dos pollos vivos a la fábrica en medio de un camión cargado de despojos.

“Habían pasado por todo el proceso de desplume, se habían perdido la decapitación”, dijo.

Se llevó a los pollos a casa y los mantuvo como mascotas.

Australian Tallow Producers es muy conocida entre los residentes locales en el suburbio de Melbourne, en Brooklyn, por el olor nauseabundo de sus operaciones.

Loading...

La empresa se negó a responder a las acusaciones del Sr. Pedretti, prefiriendo que el organismo de la industria, la Asociación Australiana de Representantes, hablara en su nombre.

El director ejecutivo de la Asociación, Dennis King, admitió que la contaminación era un problema de toda la industria, y dijo que estaban trabajando para educar a los trabajadores del matadero para que eliminen los objetos, incluidas las etiquetas de oreja de los animales.

“Mucha gente se piensa que es otro lugar donde acaba la basura. Ni siquiera saben que con bastante frecuencia es comida para mascotas”.

La contaminación plástica y de otro tipo es un secreto abierto de la industria.La empresa de alimentos para mascotas Nestle Purina, recibió 295 quejas de clientes de objetos extraños en 2015, principalmente metales y plásticos.

La asociación continúa afirmando que “la contaminación de cuerpos extraños significa la pérdida de dinero para una compañía de alimentos para mascotas”.

Nestlé Purina dijo que no podía “corroborar” la cifra de 295 con sus registros y que no revelaría cuántas quejas de clientes ha tenido desde entonces, excepto para decir que sus cifras fueron mucho más bajas.

La compañía de alimentos para mascotas dijo que inspeccionó todas las quejas por contaminación con objetos extraños y que disponian imanes, tamices y detectores de metales para encontrar y eliminar material no deseado.

“Procesamos en Australia alrededor de 30 millones de cabezas de ganado y ovejas cada año. Todos tienen que ser identificados por la ley, por lo que se hace principalmente mediante etiquetas (oreja de animal). Y así … 30 millones de etiquetas pasan por el sistema de matadero cada año. Estamos trabajando para intentar quitar las etiquetas, es mucho más fácil eliminar el plástico si podemos usar imanes”.

Necesitamos tu ayuda

La falta de libertad de prensa es un grave problema de nuestra sociedad. Ayuda a la prensa independiente, aquella sin ataduras a las multinacionales y a las subvenciones del partido gobernante. Haz posible la independencia del periodismo. Por una información veraz, una democracia más justa.

Seguir en Facebook !

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.