PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos se unen para homenajear a las víctimas del terrorismo con Bildu y sin Vox

En medio de la crispación política marcada por las negociaciones para formar gobiernos tras el periodo electoral de la primavera, este jueves los dirigentes de los cuatro grandes partidos, PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos, han escenificado en el Congreso la unidad contra el terrorismo en el acto anual de homenaje a los fallecidos a sus familiares que este año ha contado con la presencia de diputados de EH Bildu y del que se han desmarcado los parlamentarios de Vox.

La decisión de la extrema derecha de no acudir al homenaje llegaba apenas una hora antes de que comenzara el acto en el que han intervenido la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco. Los de Santiago Abascal anunciaban además una querella criminal contra el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero por la negociación que mantuvo su Gobierno con ETA.

Minutos después, el evento de homenaje a las víctimas del terrorismo ha permitido retratar juntos a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el líder del PP, Pablo Casado, el de Ciudadanos, Albert Rivera, y la portavoz de Unidas Podemos, Irene Montero.

Batet ha considerado que el terrorismo «supone la cosificación de las personas de las que pretende eliminar su humanidad». «En España hemos sufrido muchos años su ensañamiento, en especial de la banda terrorista ETA», ha recordado. A su juicio, frente a los terroristas «el éxito de la sociedad española es persistir en la defensa de nuestros valores». La presidenta del Congreso ha recordado, además, que «la derrota de ETA se ha alcanzado desde el respeto al Estado de derecho y mediante a la persecución constante de todas las vías de apoyo al terrorismo».

Para Batet «la unidad de los demócratas ha sido un factor vital» en esa lucha contra los terroristas, forjando un «bando común, lejos de cualquier neutralidad» de las distintas fuerzas, en favor «de los derechos fundamentales y de los valores democráticos». «Desterrar el partidismo es uno de los valores más nobles que hemos conseguido», ha zanjado.

Mari Mar Blanco, en cambio, ha utilizado su intervención como presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo para lanzar el discurso de su partido, el PP, del que es también diputada en el Congreso. Ha criticado, así, «que la televisión pública se convierta en un instrumento para blanquear a Otegi» a raíz de la entrevista que se le hizo anoche al líder de EH Bildu en RTVE. «Las víctimas no merecemos tanto desprecio. No es aceptable hacer tabla rasa para que esas fuerzas políticas blanqueen su imagen», ha considerado.

«No todo vale en política, no todos los partidos son iguales», ha señalado, para criticar la presencia de la formación abertzale en el hemiciclo, un partido «heredero de Batasuna», ha dicho, que tiene una «trayectoria de un reguero de sangre imborrable».

https://www.eldiario.es/politica/PSOE-PP-Podemos-Ciudadanos-EH_0_914458854.html

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba