¿Qué debe hacer el independentista catalán de izquierdas el 28-A?

28-A

Una previa: si vas a leer este artículo, que sepas que no vas a encontrar aquí una respuesta mágica que disipe de golpe todas tus dudas y te marque un camino luminoso hasta la papeleta que tengas que introducir en la urna. Aquí voy a tratar humildemente de exponer con luz y taquígrafos una serie de consideraciones relevantes a modo de guía orientativa de cara al 28 de abril. Al final el voto lo decides tú, pero hazlo por lo menos a sabiendas de lo que ello comporta.

Los debates morales y éticos conmigo mismo se suceden un día tras otro mientras se aproxima el horizonte electoral. Me pregunto, como independentista catalán y de izquierdas, cuál es el partido que debo votar. La solución a priori parece tan fácil como votar a Esquerra Republicana pero, ¿es realmente así de sencillo?  De hecho, lo más fácil sería que la CUP se presentara, pero ya sabes. Principios morales.

Vamos por pasos y separemos los conceptos.

Si se es independentista hay dos posibles candidaturas que son Esquerra Republicana y Convergència i Unió. Digo, Convergència Democràtica. O sea, Junts Pel Sí. Ay, el PDeCAT. ¿Junts Per Catalunya?, ¿¡Crida Nacioqué?! Los de Mas, vaya. El problema es que si se es independentista de verdad no hay ninguna, porque no hay que olvidar que ambos partidos renunciaron al mandato inmutable e inalterable pero por lo visto si violable del Referèndum de l’1 d’Octubre, no solo eso sino que a espaldas de sus votantes intentaron hablar de un referéndum acordado con el gobierno de Sánchez, al que, dicho sea de paso, invistieron presidente a cambio de literalmente nada. “Pero si querer pactar un referéndum es lo que el independentismo ha defendido siempre”, me dirás. Y sí, pero el independentismo no se dejó partir la cara de forma literal para que ahora vengan otra vez a pedir lo que el pueblo de forma organizada consiguió.

Digamos ahora que eres más de izquierdas que independentista. Sigues teniendo a Esquerra Republicana y en este caso también a Unidos Podemos con sus respectivas confluencias. Podemos, ese partido tan progre que en vista de todo lo que se logró con la autoorganización soltó una perla que todavía hoy retumba. “Habéis despertado al fascismo”. Y ellos son los más de izquierdas que hay en el Congreso de los Diputados, los que lejos de combatir el régimen como prometieron se han limitado a molestar lo justo para que no les digan muchas cosas.

Loading...

Para resumir, tienes partidos que dicen ser independentistas que no cumplen con el pueblo y tienes un partido que dice ser de izquierdas que criminaliza los movimientos sociales. Para resumir más: tienes un problema.

Y ahí es cuando muy legítimamente te planteas no ir a votar, pero te asaltan las dudas y sí, el miedo también. Porque sabes lo que viene. Puede que hasta te llegues a plantear como le pasó a un servidor que un gobierno de los tres partidos fascistas tal vez sea lo mejor para que termine de reventar todo y la gente despierte por fin, pero lo descartas. Demasiado sufrimiento. Puedes dejar al lado tus convicciones independentistas apelando al voto útil de UP, o puedes dejar de lado tus convicciones más de izquierdas y votar a Esquerra en un intento de reafirmar ese sentimiento independentista que no quieres dejar que se dé por muerto, porque sabes que si el independentismo pincha el 28 de abril la campaña mediática será brutal. Asimismo, no crees que el independentismo tradicional no merezca de nuevo tu confianza y exploras otras candidaturas. Te encuentras con el Partit Pirata o el Partido Comunista, y crees que serían una buena opción, pero no sabes que hay respaldo social necesario y sentirías que has tirado tu voto a la basura.

Y ahora viene mi opinión personal: vota. Haz lo que esté más de acuerdo con tu conciencia, explora si en ti pesa más la izquierda o el independentismo. Son las elecciones españolas y aún así nos va a afectar su resultado. No hay que dar ni medio centímetro al fascismo, hay que combatirle. Tal vez no lo hagan los partidos como órganos, pero el resultado será una buena balanza para saber qué sector pesa más en la sociedad y dónde habrá que buscar las ayudas, porque nos harán falta. A todos.

Una cosa al final está clara, si se quiere independencia real y efectiva no va a venir desde los poderes de arriba cual meteorito o Carrero Blanco aterrizando, sino desde abajo. Vendrá de gente como tú y como yo. Como siempre.

German Gonzàlez

Sé el primero en comentar !

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.