Sánchez no se presentará a la investidura sin tener los apoyos amarrados

Pedro Sánchez no se presentará a la investidura antes de tener los apoyos amarrados para que salga adelante. Así lo ha confirmado la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha sentenciado: “No iremos a una investidura fallida”. 

La idea que hasta ahora manejan en Moncloa es que la sesión de investidura se celebre en la semana del 16 de diciembre. Sin embargo, Celaá ha abierto la puerta a que esa fecha se retrase si el PSOE no logra sumar los apoyos necesarios, a pesar de que ha insistido en que “trabajan” para que haya Gobierno antes de Navidad. También Pablo Iglesias mostró su confianza este jueves en que el Ejecutivo esté formado en Nochebuena

Preguntada precisamente por ERC, que ha manifestado que no tiene prisa para facilitar la gobernabilidad, Celaá ha respondido: “Vamos a obviamente consolidar los fundamentos que permitan que la investidura sea un éxito”. El PSOE, pilotado en las conversaciones por Adriana Lastra, ha encarrilado las negociaciones con el resto de formaciones para lograr los ‘síes’ que necesita para que salga adelante. El principal escollo es ERC, con quien este jueves mantuvieron el primer encuentro y, a pesar de las “diferencias”, seguirán conversando para lograr su abstención. 

Hasta no tener cerrados esos acuerdos Sánchez no se someterá a la investidura aunque reciba el encargo del rey. Será quien presida el Congreso –en este momento aún no se ha confirmado que Meritxell Batet se mantendrá en ese puesto– el que tenga que fijar la fecha. En todo caso, será un socialista quien esté al frente de la Cámara Baja. 

La estrategia varía, por tanto, respecto a la que Sánchez llevó a cabo tras el 28 de abril, cuando fijó la fecha de la investidura antes de tener los apoyos cerrados. En aquella ocasión, se eligió el 23 de julio para la primera votación con el objetivo de que la hipotética repetición electoral no coincidiera con el puente del 1 de noviembre. Ahora Sánchez quiere tener claro que saldrá adelante la investidura para someterse a la primera votación el 17 de diciembre. En caso de que fracasara en esa fecha y no lograra los apoyos en los dos meses siguientes, las terceras elecciones se celebrarían el 5 de abril, que coincide con el Domingo de Ramos, una fecha que los socialistas quieren, por tanto, evitar. 

https://www.eldiario.es/politica/Sanchez-presentara-investidura-apoyos-amarrados_0_968703589.html

 

https://www.eldiario.es/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: