Si lo que usted me pregunta es…

podemos

iniciativadebate.net

Aunque no van por ahí los tiros del título, va a ser que no, Irene, sabes perfectamente que la periodista no te preguntaba eso. Y por cierto, que no se me vaya a olvidar comentártelo: me has recordado mucho a ‘ los hernandos’, a Rafa y Antonio. La misma mala educación que ellos demuestran cuando no les interesan las preguntas, o cuando saben que la respuesta sincera no puede salir de su boca y dicen la primera chorrada inconexa que traen preparada. Vamos, lo mismo que te ha pasado a ti. Y he sentido mucha incomodidad.

Un apunte inicial, porque luego llegan los malentendidos y, aunque nunca me ha molestado participar en los comentarios, sinceramente no me apetece nada tener que aclarar cuestiones que yo no he abordado ni sugerido, o que son directamente absurdas. El que tenga problemas de comprensión lectora que no siga (caso 1), y lo mismo le digo a los que tengan el síndrome de la idolatría aguda o el de la pérdida del pesebre (caso 2), y también a los que no tienen ni puñetera idea de lo que ha propuesto Podemos hasta ahora pero actúan como si fueran presidentes del club de fans del partido (caso 3). Ni los que sientan miedo al verse desamparados (caso 4). Lo digo porque así me evitan, aparte de responder o replicar, tener que deprimirme más de lo que lo estoy por pertenecer a su mismo mundo y especie. Gracias.

Como este asunto despierta muchas pasiones y ya me conozco los ‘argumentos’ habituales de los ofendiditos, añado algo más a modo de orientación y prevención para el/la que no me conozca, que luego cree el ladrón que todos son de su condición (caso 5): no tengo envidia de nadie, tengo muchos defectos pero ese no está entre ellos. Además actualmente vivo muy bien, nunca he aspirado a mucho y no aspiro a más, y tampoco estoy en contra de que cualquiera se compre lo que le salga de las narices con su dinero, siempre que lo haya ganado honradamente y no perjudique a terceros. Todo lo contrario, el que pueda que se compre y disfrute todo aquello que le haga ilusión, que esta vida son dos días. Ah, y no soy de derechas ni tengo edad para cambiar, he sido toda mi vida votante de IU y después de Podemos, y aunque hubiera podido vivir de ello nunca he querido verme mezclado con las cosas de los partidos, porque tengo amigos que sí tienen cargos y sé de qué va todo eso. Y no, aunque algo te impulse a considerarlo por motivos que se me escapan pero que probablemente tengan que ver con la necedad, tampoco me gusta Eduardo Inda ni reproduzco su discurso, porque de hecho me da asco, y este asco lo hago extensivo hasta el nivel de Ferreras e incluso un poco más allá, al de sus habituales, con todo lo que cabe entre ellos. Y sigo: no, no creo que hablar de esto desvíe la atención de otros problemas de actualidad que también se tratan, porque hay tiempo para todo. Y poco más. Si acaso decir que ahí están los casi quinientos artículos que llevo a las espaldas desde los años 90 para dar fundamento a lo que afirmo. Y no sé si se me olvida algo más que adelantar (espero que no) para que nadie venga otra vez a tocar las narices con tal de no aceptar que esta crítica no viene de la derecha ni del extremo purismo, como he leído de algún gacetillero paniaguado del medio de Roures, ni obedece a rencores, despechos o motivos peregrinos.

Dicho esto, y atendiendo al caso Iglesias & Montero, mi crítica principal, ya lo comenté, es la de la incoherencia y la hipocresía de esta pareja, pero hoy voy a añadir que tampoco creo que estén ganando dinero de forma honrada, porque han resultado ser un enorme fraude.

Para lo primero no sé si habrá que dibujar el caso a los abducidos con tal de que alguno entienda que ahora ya no le insultan al utilizarlo porque directamente le están meando en la cara. Porque, vamos a ver… ¿de verdad se os escapa que hasta hoy desde Podemos siempre se ha defendido entre otras muchísimas cosas que se han ido incumpliendo –aunque en este particular como una prioridad discursiva, de intenciones–, que por sentido común había que vivir como sus representados? ¿No sois capaces de recordar que de ahí viene lo de la limitación de salarios, y lo de presumir constantemente de parecerse a la gente normal o aquello tantas veces utilizado de vivir en un piso de barrio, o lo de no usar los coches oficiales, entre otras cosas?

¿Y ahora para muchos de vosotros resulta que no es sorprendente ni incoherente, y mucho menos indignante, el pasar de ese compromiso de ‘contención’ y mimetismo a que los líderes del movimiento adquieran una vivienda de lujo al alcance de muy pocos y además totalmente aislada de la gente común? Pues qué mal andamos de criterio (o de dignidad).

Loading...

A lo mejor lo que hace falta es recordaros que a pesar de limitar los salarios “para parecernos a nuestros representados” (sic), Podemos, sin hacer demasiado ruido, ha votado a favor de eliminar las incompatibilidades para que sus señorías moradas pudieran tener otro tipo de ingresos externos a sumar a las 14 pagas anuales de 2200 euros (SMI*3) más dietas y complementos que perciben, y que en el peor de los casos alcanzan en suma los 3000 euros mensuales. Porque se ve que tienen poco trabajo y les sobra mucho tiempo para otros menesteres. Y cargándose así, de paso, el sentido de esa limitación para transformarla en un vistoso brindis al sol, porque se ve que lo que ganaban, a pesar de estar bastante por encima de la media con esos 3000 netos al mes, les parecía poco.

No es de extrañar que desde la caja de víboras del PSOE hayan tardado tan poco en picar (y encima con argumentos válidos), como ha hecho la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que ha afirmado que la negativa de Podemos a que los diputados tuvieran dedicación exclusiva se entiende con el nuevo chalé, y en un foro organizado por los periódicos “La Provincia” y “La Opinión”, Lastra ha manifestado que Podemos se “opuso con rotundidad” a la iniciativa presentada por su partido en el Congreso para que los diputados tuvieran dedicación exclusiva y en la que los socialistas “se quedaron solos”. Pobrecitos ellos, que hicieron la propuesta porque sabían que afortunadamente la iban a perder y que de paso iban a poder dejar con el culo al aire a los de Iglesias. En fin, de todas formas que se preparen en Podemos de ahora en adelante, porque han puesto en bandeja el argumento.

Como puede que no sea suficiente, quizá habrá que decir también que no todos cumplen con lo que predican siquiera en lo formal, y es que en su actualización de bienes, la pareja declara en 2017 unos ingresos que en conjunto suman la friolera de 167.000€ (Iglesias declara unos ingresos de 43.748,64 euros de su labor parlamentaria a los que suma otros 41.211,41 por los derechos de autor y demás, e Irene Montero declara un salario por su puesto de diputada y portavoz en el Congreso de 83.291 euros). Vamos, lo que viene ingresando (por la parte de las narices, claro) una pareja normal de treintañeros, de las cientos de miles con la misma preparación que ellos, pero que no están medrando en política.

Y es que se trata, sí, de que si se vulneran los principios elementales sobre los que se había fundado voluntariamente el partido (hubieran podido intentar convencer y llegar a la población sin apelar a ciertos principios), desde el desaparecido programa de mínimos y la inclinación ideológica y social; desde aquellas reuniones y acuerdos que se prometían con luz y taquígrafos hasta que se filtró lo de Bono y ZP y la oscuridad se hizo patrón; de las auditorías de la deuda hasta que se convirtieron en los campeones en el pago de esa misma deuda ilegítima; desde la casta a los besos y desde el antiotanismo a contar con un Jemad otanista ya no queda nada más que un fraude para crear un negocio que gestiona millones de euros en presupuestos y salarios públicos levantado sobre el engaño. Una nueva estafa política, tan inútil como las demás, pero casi más repulsiva, porque a los otros se les ve venir. Bueno, y ahora a estos también.

Y perdonadme los que ya no creéis en nada y os conformáis con esta mierda porque de momento no roban (directamente). Pero además de que no tenían ninguna necesidad de montar este circo (vaya, que se podían haber esperado unos pocos años, que tampoco vivían en una cueva, porque para los que no lo sepan, actualmente ya no estaban en un orgulloso y proletario pisito en Vallecas, sino en un pareado en Rivas), es que tampoco es verdad que haya que ser una persona excepcional para mantener un mínimo compromiso al menos mientras estás en política. Aunque por supuesto sí hay quien ha llevado el compromiso más allá y lo ha mantenido de por vida, y ahí están casos tan conocidos como los de Gerardo Iglesias, Julio Anguita, Sánchez Gordillo, o Pepe Mujica, y otros tantos menos significados a nivel mediático pero igualmente íntegros y honrados. En cualquier caso, insisto, no es extraordinario ser decente y mantener un compromiso básico, al menos circunstancial. Al menos mientras sirves a los demás.

Lo de enseñar el plumero a las primeras de cambio, casi recién llegados a este circo, da como para echarse a temblar. Y hay que reconocerles el mérito, porque a muchos nos han tomado el pelo como si fuéramos niños. Pero mucho más terrible que eso es el que exista tanta gente que todavía defienda el derecho de estos jetas a destacarse sobre sus hombros.

¡Ah!, como seguro que hay quien estando en Podemos considera injusta la generalización, a pesar de la enorme cantidad de renuncias que han ido aceptando calladitos hasta el día de hoy, ya os adelanto que la victimización no os va a hacer mejores. O te desmarcas y denuncias, o apechugas. Es muy sencillo.

Una última consideración:

Repitamos todos juntos: “cada cual puede hacer con su dinero lo que le dé la gana, incluso un político”. Vale ¿ya nos hemos desfogado?, muy bien: pero mejor si es manteniendo los compromisos y de lo que te has ganado sin estafar a nadie, porque está feo que personas que llegan a la política con un patrimonio más que modesto, y que consiguen apoyos en base a un voluntario e innecesario elogio de la austeridad, se comporten como nuevos ricos a los tres años de conseguir el ansiado carguito. Hasta los González y compañía tuvieron más miramiento. Y ya es mucho decir eso de mostrar peores maneras que semejantes sinvergüenzas.

Una lástima.

Paco Bello

iniciativadebate.net

¿Quieres enviarnos tus articulos o notas de prensa en castellano?

Gostarías de enviarnos os teus artigos ou notas de prensa en galego?

MÁNDANOS UN CORREO A: diario6@diario6.com

Necesitamos tu ayuda

La falta de libertad de prensa es un grave problema de nuestra sociedad. Ayuda a la prensa independiente, aquella sin ataduras a las multinacionales y a las subvenciones del partido gobernante. Haz posible la independencia del periodismo. Por una información veraz, una democracia más justa.

Seguir en Facebook !

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.