Cargando...

The New York Times: “España, una democracia que se derrumba”

El diario The New York Times incluyó a España en una lista de democracias europeas en proceso de desintegración en un artículo escrito por los politólogos Michael Albertus y Victor Menaldo.

En el artículo, titulado ‘Why so many democracies are breaking down?’ [¿Por qué tantas democracias se rompen?], los autores afirman que “la democracia europea está en ruinas” y señalan como ejemplos los casos de Polonia, Hungría, Italia y España.

Según los autores, el retroceso que estos países experimentan se debe al modelo de transición a la democracia liberal, que lastró su desarrollo.

“Las instituciones democráticas fueron diseñadas a menudo por el régimen autoritario que se marchaba con el objetivo de salvaguardar a las élites que tenían el poder del Estado de derecho y ayudarlas en la política y en la competencia económica después de la democratización”, explican.

De este modo, Michael Albertus y Victor Menaldo, firmantes del artículo, entienden que más de dos tercios de los países que han hecho la transición a la democracia desde la Segunda Guerra Mundial “lo han hecho bajo constituciones escritas por el régimen autoritario saliente” y las instituciones democráticas son “frecuentemente diseñadas por el régimen autoritario saliente para salvaguardar a las élites en el poder”.

Para Albertus y Menaldo, “las herramientas constitucionales que las élites autoritarias que se marchan utilizan para conseguir estos fines incluyen desde el diseño del sistema electoral a los nombramientos legislativos, el federalismo, las inmunidades legales, el papel de los militares en la política y el diseño de los Tribunales Constitucionales”.

“En resumen, con la asignación de poder y privilegios, y con las experiencias vividas por los ciudadanos, la democracia a menudo no reinicia el juego político cuando desplazó al autoritatismo”, añaden al constatar que esto conlleva a “enormes” problemas para modificar el contrato social en países que “heredan constituciones de un régimen autoritario”, lo que comporta, invariablemente, crisis constitucionales y políticas.

mundo.sputniknews.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

7 comentarios

  1. La democracia en España no se derrumba porque nunca ha habido democracia en España.

    “Democracia representativa” es el término acuñado por Alexander Hamilton para describir el experimento norteamericano de 1787. En ese experimento, se mezcló un mejorado sistema de representación política existente en el parlamentarismo inglés, donde cada distrito elige a su representante, con la elección de forma independiente del jefe del ejecutivo, al que extrañamente denominaron “presidente”.

    España no cumple ninguna de las dos características esenciales del experimento norteamericano: no tenemos un representante con nombre y apellido de nuestro distrito y tampoco elegimos al Presidente (no hay separación de poderes entre el poder ejecutivo y el poder legislativo). España no es una democracia sino un Estado de Partidos.

    No tenemos democracia, por dos motivos:

    1) No existe la representación en España, los diputados no representan a los votantes, sino que representan al jefe de partido que es el que lo ha puesto en “la lista”. Nadie puede postularse para representar a su distrito.
    2) Tampoco tenemos separación de poderes, pues el presidente y el CGPJ son elegidos por media docena de jefes de partido.
    Los partidos deben ser parte de la sociedad civil, no del Estado. Los partidos son de quienes les pagan y en España es el Estado el que paga los partidos.

    En España el sistema proporcional de listas de partido acaba con el principio de la representación. Además tampoco tenemos separación de poderes así que nos parecemos poco al experimento norteamericano de 1787

    España es una partidocracia, no una democracia representativa.

  2. España, un Reino con un rey que reina pero no gobierna. Por qué los ciudadanos tenemos que pagar at eternum los gastos de una familia real que no nos beneficia en nada? Por qué los españoles no reccionan y dicen basta? Las monarquías en Europa están desfasadas y son son sólo simbólicas. Deberíamos tener una Republica Española potente tanto fuera como dentro. Una república fuerte y sin concesiones. Los reyes pertenecen a otro tiempo, donde quizás fueran determinantes por sus alianzas entre otros reinos o estados. Ahora, ¿por qué mantener a alguien o a un grupo que en realidad no realiza ninguna función. Los españoles parece que necesitan un rey que haga de juez y parte lo que les hace intocables. La ley no existe para ellos. A estas alturas califico a los españoles como incultos, torpes, sin ganas de moverse para trabajar, miedos ancestrales ridículos, y atendiendo a un axioma que han utilizado siempre sus señores y vasallos: a través del Crucifijo y la Espada intentaron cambiar el devenir del mundo. No lo consiguieron, ni se consigue nada con el engaño. Ahora sólo queda el fin de las monarquías europeas. Todas deben caer por su propio peso. Adrmás, ahora la futura reina no tendrá Sangre Real. ¿Qué tipo de Monarquía esta? Estamos condicionados para toda nuestra vida. Unos nacen con estrella y otros estrellados. Pero de aquí se extrae que los españoles son descendientes de la picaresca y del engaño. De la adulación y la traición. Esa herencia la llevamos dentro de forma genética y no la podemos cambiar. No sé que más añadir. No sirve de nada para cerebros pequeños…

  3. Un discurso muy parecido al de este artículo lo he escuchado yo de boca de Alberto Garzón, que se podrán imaginar ustedes el crédito que me merece, a saber, 0.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: