Un diputado del BNG rompe en el parlamento gallego la foto del Rey

Galiza

Momentos tensos en el parlamento gallego a raíz de la discusión sobre las libertades públicas, los delitos de odio y la situación de Cataluña. El diputado nacionalista gallego Luís Bará con motivo  de esta discusión, exhibió la bandera soberanista gallega – estreleira- en la tribuna del Parlamento y rompió dos fotografías del monarca Felipe VI.

Bará se aferró a una reciente resolución del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, que entiende que la quema de fotos del Rey no es un delito, sino que forma parte de la libertad de expresión, para  mostrar en la tribuna de la cámara nacional gallega dos fotos del Rey que rompió mientras argumentabaque ese gesto formaba parte de la «crítica política» y que no incitaba al odio.

El diputado del BNG por Pontevedra, Luis Bará rompió dos fotos del Rey en el estrado de la Cámara gallega en el transcurso de su intervención para defender la modificación del código penal y derogar la ley de Seguridad ciudadana con el fin de impedir la actual interpretación de los delitos de incitación al odio. Mientras rompía la foto del Rey y colocaba en la tribuna a bandera soberanista gallega, el diputado aseguró y los representantes del Partido popular no hicieron un máster de democracia pero tampoco un párvulario de democracia.

Bará explicó que romper la foto de Felipe VI “es una lección de respeto, pluralismo y el ABC de la democracia”. Romper y quemar el retrato, añadió, “también es una lección de democracia” pero ustedes no quieren entenderlo. “No puedo quemar el retrato porque estamos en un recinto cerrado pero lo haría porque estoy convencido que hay que permitir y respetar estos actos de discrepancia como afirma el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos” pero ustedes, dijo dirigiéndose a las bancadas populares, “están fuera de Europa, se expulsan de Europa cada día”. En la legislación española y en el Código penal, “quemar un retrato del rey es un delito de odio” y de este delito fueron acusados dos chavales catalanes condenados a 15 meses de prisión. Más tarde, el Tribunal de Derechos humanos sentenció que “fue un acto de libertad de expresión”, somos europeos, “ustedes no” y no están a la altura de una democracia consolidada como demuestran las bofetadas jurídicas que le están dando todos los días, recalcó.

Loading...

La sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos es inequívoca y de obligado cumplimiento para el Estado español: “No fue quemada la bandera, no fue un ataque personal contra el Rey de España, fue una expresión simbólica de rechazo y crítica política” y el BNG apoya esta sentencia.

La sentencia también afirma que el Estado español “vulneró la Convención europea de los derechos humanos y la quema de fotos entra dentro del ámbito de la crítica política o de disidencia y corresponde al rechazo de la monarquía como institución”. El Tribunal de Derechos humanos niega que la quema poda incitar al odio y relacionar la quema de banderas con el discurso del odio sería perjudicar el pluralismo y la tolerancia, fundamentales en una sociedad democrática, apostilló el nacionalista.

Bará recordó que distintos colectivos y grupos musicales sufrieron condenas por enaltecimiento del terrorismo en las letras de las canciones con sentencias condenatorias “contrarias al Tribunal europeo de los Derechos humanos”. En este sentido, criticó el “proceso represivo” del Estado español que entró, a su juicio, en una escalada delirante con el procesamiento de dirigentes políticos y persecución de personas que protestan con cortes de carreteras. Todo esto provoca “un auténtico ridículo internacional” del Estado español. Están intentando utilizar “el Código penal y la Ley Mordaza para amedrentar, meter miedo, y someter”. Ponen multa a chavales en estadios de fútbol por mostrar esta bandera, “una bandera de amor a Galicia por la que mataron a Anxel Casal, a Alexandre Bóveda, la Vítor Casas”.

Finalmente, el nacionalista pidió al Partido popular que demuestre que es europeo y llegue a un acuerdo en la dirección del Tribunal europeo de Derechos Humanos para modificar el Código penal y derogar la Ley mordaza con el fin de impedir la actual interpretación del delitos de incitación al odio. La propuesta del BNG fue rechazada por el grupo mayoritario del PP en la Cámara gallega.

El gesto del parlamentario del Bloque fue reprobado desde la bancada conservadora. Por su parte, el PSOE y  En Marea lo pasaron por alto. El vicepresidente primero del Parlamento, Diego Calvo, obligó a Bará a llevarse la bandera soberanista gallega de la tribuna al concluir su intervención, el diputado popular Alberto Pazos dijo que en su turno que el diputado pontevedrés actuaba como «o James Dean do nacionalismo galego, un rebelde sen causa».

Necesitamos tu ayuda

La falta de libertad de prensa es un grave problema de nuestra sociedad. Ayuda a la prensa independiente, aquella sin ataduras a las multinacionales y a las subvenciones del partido gobernante. Haz posible la independencia del periodismo. Por una información veraz, una democracia más justa.

Seguir en Facebook

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.