Un Jefe de estado elegido por espermatozoides en un país con presos políticos pretende dar lecciones en Cuba

Felipe VI reina en un país donde está prohibido elegir al Jefe de estado. Un cargo que depende de la herencia del borbón anterior, y de ser hombre porque su hermana Elena es mayor que Felipe pero al ser mujer quedó a un lado. Felipe VI habló en Cuba (un país que tiene cientos de médicos y maestros esparcidos por el mundo ayudando a gente pobre) de Derechos Humanos y libertad cuando el estado español tiene decenas de miles de personas en las cunetas, presos políticos (catalanes y no catalanes), exiliados (económicos y políticos), unos índices de pobreza aterradores, con miles de personas comiendo cada día en centros de caridad, con empleo esclavo, con listas para atención sanitaria de meses, con represión… .

El monarca resaltó en La Habana, tras defender a los empresarios españoles que le acompañan, que es necesario la existencia de instituciones que representen a todos los ciudadanos y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias y encontrar en ellas «el adecuado respeto a la integridad de sus derechos, incluyendo la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o la de reunión». «La evolución, la adaptación y el cambio son inevitables. Nada queda congelado en el tiempo y quien se resiste a su paso pierde la oportunidad de colaborar en el diseño de ese futuro»  «Cuál será ese futuro es algo que tiene que dilucidar el propio pueblo cubano. Los cambios en un país no pueden ser impuestos, tienen que nacer de dinámicas internas», dijo sin mirar ni referirse a «su» país.

Un Jefe de estado elegido por espermatozoides en un país con presos políticos pretende dar lecciones en Cuba

insurgente.org

Un comentario

  1. Hay que reconocer a Felipe VI que una cosa hace bien. Tener la cara más dura que el cemento armado. Vive del cuento a costa de todos nosotros, tiene a España que da risa, por no decir lástima y cada vez que hace un discurso, va dando lecciones que él no cumple. Ese es su papel y lo borda, no me extraña que siga viviendo del cuento y todavía siga teniendo apoyos. Solo nos falta esperar al discursito de Navidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: